lunes, 5 de noviembre de 2018

FREDDIE MERCURY: UNA BIOGRAFÍA

El jueves 31 de octubre por fin llegaba a la gran pantalla 'Bohemian Rhapsody', la esperada película biográfica de Queen. Coincidiendo con el estreno de la cinta, múltiples documentales, reportajes y libros han visto la luz para homenajear (o criticar) al que fuera el líder de una banda que ha traspasado generaciones y públicos: Freddie Mercury. 


Freddie Mercury en una de sus actuaciones 

He visto la película y me ha encantado: me ha hecho vibrar, sentir, emocionarme y soltar una lágrima con un final que me ha parecido espléndido, apoteósico y totalmente inesperado. Pero no he venido a hablar de la película (aunque estaría horas y horas hablando de ella y especialmente de la actuación de Rami Malek), he venido a hablar de una novela gráfica que acaba de ser publicada y que ya he podido leer, porque todo lo que tiene que ver con Queen me gusta y porque se nota que es el sentido homenaje de un fan, Alfonso Casas, a un líder que, como bien dice en las páginas de 'Freddie Mercury: Una biografía', "nos legó veinte años de canciones y una de las voces más carismáticas de todos los tiempos.

Portada 'Freddie Mercury: Una biografía'

Alfonso Casas en 'Freddie Mercury: Una biografía', cuenta la historia de un hombre que estaba predestinado a convertirse en leyenda, y lo hace desde la admiración y el respeto a través de textos y con unas ilustraciones preciosas que muestran el ascenso y la bajada a los infiernos del mito que lo tuvo todo y vivió hasta la extenuación. 

La novela está estructurada en seis partes, las mismas que tiene 'Bohemian Rhapsody', una de sus composiciones más conocidas, esa canción que se convirtió en número uno y que en un principio todo el mundo rechazó por su duración (seis minutos): Intro, balada, solo de guitarra, ópera, rock y coda. 

En orden cronológico, cada capítulo del libro aborda la intensa vida de Freddie Mercury y también el proceso de creación de cada uno de sus discos que reflejaban - a veces en parte, a veces en su totalidad- el momento vital que atravesaba Freddie Mercury. Su infancia, su primera (y parece que única) relación heterosexual con Mary Austin, sus turbulentos años en Múnich, su relación con los otros miembros de Queen, su enfermedad y su muerte, todos estos temas los dibuja Alfonso Casas con elegancia y absoluto respeto hacia una de las figuras más influyentes del siglo XX. 

Freddie Mercury era exceso y excentricidad, pero también era ARTE y probablemente, gracias a su genio, hoy podemos disfrutar de multitud de canciones que son los himnos de tres generaciones (y las que vendrán). 👑 GOD SAVE THE QUEEN 👑





Valoración Goodreads: ⭐⭐⭐⭐

martes, 30 de octubre de 2018

PARÍS ERA UNA FIESTA

París es mi ciudad favorita del mundo. Creo que hay pocos lugares que me reconforten más que sus calles, sus cafés y sus luminosas plazas. Hace unas semanas volvimos, como prometimos, y me ha parecido el mejor momento para leer y saborear 'París era una fiesta', el clásico de Hemingway, su libro más personal. 

"Eres mía y todo París es mío y yo soy de este cuaderno y este lápiz."


Portada 'París era una fiesta'

'París era una fiesta' es el diario de vida de un escritor afincado en parís. A través de sus palabras el lector conocerá cómo fueron los años en los que iba a escribir a las cafeterías para empaparse del verdadero ambiente parisino y del buen vino con el que entraba en calor. Hemingway acerca al lector una ciudad que ya por entonces era inmensa y maravillosa, con su gente, sus librerías, sus restaurantes, sus monumentos... 

El autor escribe en primera persona este relato que teje con sus propias vivencias y pensamientos. Así nos presenta a Sylvia Beach, que regentó la famosa librería Shakespeare and Company y en la que cobijó a los grandes autores de la Generación Perdida como el propio Hemingway, Ezra Pound o Francis Scott Fitzgerald, además de  a Gertrude Stein y James Joyce. 

Este libro no es una novela, aunque los hechos que se narren sean tan fantásticos que querríamos estar viviendo en los felices años 20 de París. Por la ribera del Sena o en la plaza de Saint Michel uno se podía encontrar a los escritores ya mencionados o a pintores, o a artistas, o a bohemios que hacían del arte y de la cultura su modo de vida. 

Me ha gustado el lenguaje mundano y accesible que Hemingway utiliza. Tiene un estilo que puede ser malsonante, pero que permite que el lector se acerque más a ese día a día en la capital francesa y que pueda participar del vicio y de las juergas que predominaba en un sector de la sociedad de la época.

Para mí, lo mejor de 'París era una fiesta' han sido los capítulos en los que Hemingway escribe sobre su relación de amistad con Francis Scott Fitzgerald, otro miembro de la Generación Perdida que vivió en París después de la guerra. En estas páginas vemos a Fitzgerald bajo la personal mirada de Hemingway como una persona peculiar y marcada por la enfermedad mental de su esposa Zelda. Es uno de los pasajes más divertidos y conmovedores del libro: el viaje que hicieron por Lyon sin encontrarse, sus borracheras, sus particulares regañinas... Dos de los grandes personajes del siglo XX en una de las mejores ciudades del siglo XX, aunque finalmente su amistad se deteriorara.

'París era una fiesta' es viajar a otra época, con hombres y mujeres que hicieron del mundo un lugar mejor gracias a sus escritos, sus pinturas, sus canciones o su forma de ver la vida. Gracias a que se dedicaron por completo al arte y a la cultura, a pesar del hambre y la miseria con la que muchos de ellos tuvieron que convivir, puede que este mundo sea un poco mejor. Solo un poco. Ellos eran luz y este libro es luz. 


Valoración Goodreads: ⭐⭐⭐⭐


viernes, 26 de octubre de 2018

HERIDAS ABIERTAS

Después de 'Perdida', Gillian Flynn vuelve a abordar las relaciones familiares, pero desde una perspectiva diferente y más perturbadora si cabe. 'Heridas abiertas' es su primera novela y, bajo mi punto de vista, mucho más brutal que su primer título editado. 

Portada 'Heridas abiertas'

Camille Preaker es una joven periodista que tiene que volver a su pueblo natal para cubrir una serie de asesinatos brutales, unos asesinatos que solo podrían ser cometidos por alguna mente enferma. Camille no es una mujer estable ya que la muerte de su hermana, cuando eran unas niñas, la deja marcada de por vida. Literalmente. La relación con su madre no es buena. Adora encarna todos esos recuerdos que la atormentan y que han marcado, para mal, su existencia. Pero Camille tiene otra hermana, Amma, que tiene trece años y que a pesar de su juventud, es un personaje que ya oculta secretos. 

'Heridas abiertas' no es una novela negra más. Detrás de los cadáveres que aparecen, se esconden unos personajes complejos, oscuros y sórdidos. Gillian Flynn da una vuelta de tuerca a la violencia doméstica y lo hace con la relación de una madre con sus hijas, y con la atmósfera opresora de una casa tan perfecta, que da miedo.  


"Es imposible competir con los muertos. Ojala pudiese dejar de intentarlo."

La búsqueda del culpable se convierte en la carrera contrarreloj de Camille, que lucha contra su propio pasado y contra sí misma para buscar respuestas, no solo a los crímenes, sino a las propias heridas de su vida. Su pasado es un misterio que se va resolviendo al mismo ritmo que los asesinatos. 

El ritmo narrativo es impecable y el final, brillante.Todo encaja y deja del revés a un lector que ya ha sido golpeado con una trama y unos personajes difíciles de olvidar. 

Absolutamente genial. 

Valoración Goodreads: