lunes, 2 de octubre de 2017

CANCIÓN DULCE

¿Escondemos todos oscuros secretos?

'Canción dulce'(Leila Slimani, Premio Goncourt 2016) es una de las lecturas más asfixiantes y agobiantes que recuerdo. Desde el principio sabemos que algo terrible va a ocurrir y sin darnos cuenta, nos metemos en una espiral de la que es difícil salir. No podremos dejar de leer hasta llegar a ese final tan abrupto y rompedor, ese final que en realidad es el comienzo de la terrible historia de Louise, una niñera que llega a la vida de una familia como tabla de salvación y se convierte en la peor de sus pesadillas.


Imagen portada 'Canción dulce'
Myriam y Paul necesitan un respiro en su matrimonio y eso pasa porque Myriam vuelva al trabajo después de haber tenido a sus dos niños, Adam y Mila. Louise llega a sus vidas como un soplo de aire fresco, una niñera con experiencia, de aspecto juvenil y con la suficiente fortaleza para "hacerse" con dos niños cargados de energía.

Día a día Louise se va ganando el afecto de la familia. Cuida a los pequeños, cocina, limpia, no le importan las horas ni el dinero. La soledad le pesa demasiado en un apartamento frío, oscuro, sucio, roto, un piso que parece una radiografía de su propia vida, y es que Louise también tiene secretos que esconder.

Louise es un personaje enigmático y turbulento, que provoca ansiedad en cada paso que da, con cada decisión que toma, es una bomba de relojería que además cuenta con un pasado misterioso - que irá descubriendo a lo largo de la narración -, eso hace que siempre esté a punto de estallar, a punto de dar el zarpazo definitivo.

Los capítulos son cortos, los diálogos y las descripciones son justas y son los puntos fuertes de esta obra, de la que también destacaría la cómoda edición de Cabaret Voltaire, una delicia para los que aprovechamos las horas de transporte público para leer. 

'Canción dulce' es una novela agobiante y claustrofóbica, de esas que queman en las manos y que apuesto que se convertirá en un clásico del genéro. Al tiempo. 

lunes, 4 de septiembre de 2017

LA SUSTANCIA DEL MAL

Una de las lecturas de este verano ha sido 'La sustancia del mal', de Luca D'Andrea, una gran novela de misterio e intriga que te sorprende en cada página. 

Portada de 'La sustancia del mal', de Luca D'Andrea

Jeremiah Salinger es un documentalista estadounidense de cierto éxito que se instala en una pequeña localidad alpina italiana junto a su mujer y su hija. A medida que se va asentando en el pueblo, se obsesiona con un caso de asesinato de tres jóvenes ocurrido treinta años antes en el Bletterbach, aunque no le será nada fácil indagar sobre ello puesto que todos los habitantes parecen esconder secretos relacionados. ¿Quién será el asesino?

Luca D'Andrea nos ofrece una historia absorbente, trepidante e inquietante. Recrea una atmósfera que te atrapa y que en muchos momentos resulta agobiante y asfixiante. Una auténtica novela de misterio en la que, a medida que transcurre la trama, desconfiaremos de todo y de todos. El lugar que escoge D'Andrea para la ambientación es impresionante, los Dolomitas ofrecen una atmósfera cargada de inquietud y belleza a partes iguales. Además, la sensación de frialdad y humedad de la zona hará que la angustia se apodere del lector.

Jeremiah Salinger es el protagonista de esta historia, terco y concienzudo, con problemas familiares provocados por su trabajo y por su obsesión por la investigación. Además, aparecerán multitud de personajes llenos de sombras y misterios, parafraseando al autor, "un auténtico nido de víboras" que darán forma a una trama incansable.

Sin duda, 'La sustancia del mal' ha sido una de las mejores lecturas de este año. Soy un gran aficionado a los thriller y este libro de Luca D'Andrea me ha enganchado desde la primera página. Un gran acierto. Os recomiendo esta lectura, os gustará. 

lunes, 14 de agosto de 2017

PARÍS PARA UNO Y OTRAS HISTORIAS

Volver a París siempre es una buena idea y si es con Jojo Moyes y en verano, mucho mejor. Ya sabéis que la británica se ha convertido en una de mis autoras favoritas desde que descubrí 'Yo antes de ti' y cualquier novela suya que pasa por mis manos, no dura un asalto. 'París para uno y otras historias' es diferente, ya que estamos ante un libro de relatos con once historias que hablan de amor, de corazones solitarios, de vidas soñadas, de aspiraciones... En definitiva, de la vida. 

Portada 'París para uno y otras historias'
'París para uno' es el relato que abre el libro. Nell tiene 26 años y nunca ha salido de casa así que decide pasar un fin de semana romántico con su novio en la bonita ciudad. Los planes no salen como ella espera así que tendrá que demostrar a los demás (y a sí misma) que es una chica que arriesga y que hace las cosas que quiere cuando quiere, aunque no será fácil... ¿Conseguirá dar ese vuelco tan esperado a su vida? 

Jojo Moyes es una experta contadora de historias y hace de cada relato algo único y extraordinario. El romanticismo, el humor y unos personajes carismáticos son los grandes protagonistas de estos cuentos que dejan con ganas de más, de mucho más. 

El estilo de la autora es impecable, cargado de ingenio y buen gusto, y es que Jojo Moyes escribe historias bonitas en todos los sentidos, historias que conectan con el lector y arañan el corazón. 

Siempre me ha costado reseñar libros de relatos ya que son historias bastante heterogéneas y que en la mayoría de las veces no tienen nada en común o muy pocas cosas. Tan solo sé que los que han disfrutado con 'Yo antes de ti' o 'Uno más uno' disfrutarán de estas pequeñas dosis de Moyes. Por cierto, si habéis leído 'La chica que dejaste atrás' habrá un relato que os emocionará especialmente...