viernes, 26 de septiembre de 2014

Las cuatro torres

"El Real Madrid siempre está en crisis, salvo el día que gana la Champions"... 


El Real Madrid celebrando LA DÉCIMA

Y qué bien viene esa frase cuando el equipo parece que no se centra en el inicio de la temporada. Para los que hayáis empezado a leer esta reseña no, no os voy a hablar de fútbol, o al menos no en el plano estrictamente deportivo. Hace unos días, la editorial Planeta tuvo el detalle de invitarme a la presentación de 'Las cuatro torres', de Leandro Pérez, en el Atresmedia Café (Gran Vía). Desde aquí, mi más sincero agradecimiento a la editorial por contar conmigo para este encuentro (¡uno más!) ya que la literatura y el Real Madrid, son dos de mis (muchas) pasiones. 

'Las cuatro torres' nos sitúa en el año 2011, año en el que el Real Madrid está entrenado por Mourinho, uno de los técnicos más polémicos que ha tenido el club. A pesar de los buenos resultados que cosecha el equipo en el terreno de juego, las cosas dentro del vestuario se empiezan a torcer y comienzan los rumores. Las filtraciones comienzan a salir en los periódicos y programas deportivos... Y vienen desde dentro. 

Portada 'Las cuatro torres'
Juan Torca es un burgalés que se afinca en Madrid tras la trágica muerte de su esposa. Un hotel de Gran Vía y el parque del Retiro son sus rincones predilectos de la capital, su refugio. Un día, le encargan una misión especial: descubrir quién es el "topo" del Real Madrid. Por sus contactos puede hacerlo y por cómo se maneja en el terreno de juego, también.Torca empezará una cuenta atrás que le conducirá a las más altas esferas del fútbol, la empresa y el crimen organizado. 

'Las cuatro torres' es una novela realmente divertida, una novela que se lee muy rápido y que no da lugar a la pausa. Es trepidante y en ocasiones muy negra, a pesar del Real Madrid. Me ha gustado mucho su estructura, me ha parecido de lo más original, desde la primera parte hasta los penaltis, como esos partidos tan largos y agónicos que los aficionados al "deporte rey" sufrimos de vez en cuando. 

Lo que me ha gustado de 'Las cuatro torres' es que es un libro muy bien aliñado, con las dosis justas de fútbol, de las historias personales de los protagonistas y con una trama detectivesca que no nos permitirá despegarnos de unas páginas que, por otra parte, están muy bien escritas. 

Esta novela supone el debut literario de Leandro Pérez, que además es periodista, y eso se nota en el estilo sencillo, ágil y conciso que emplea en unas páginas que saben a poco. La construcción de los personajes (y sus relaciones interpersonales) es uno de los puntos más fuertes de la obra, todo gira alrededor del "Universo Torca", a través de Juan conocemos al resto de personajes secundarios que serán necesarios para el desarrollo y desenlace de la trama. 

Espero que os animéis a leer 'Las cuatro torres'. Es una novela para devorar en las tardes otoñales que ahora comienzan. Si no sois aficionados al fútbol os la recomiendo igual, el Real Madrid y su "topo" forman parte del contexto de la trama. Por cierto, Juan Torca promete volver... O eso dijo el autor. 

lunes, 22 de septiembre de 2014

Ciudades de papel

Hace unas semanas os habla de lo que me había gustado 'Bajo la misma estrella', la novela revelación de John Green y que este mismo verano hemos visto plasmada en la gran pantalla. Apenas unos días después, llegaba a mi buzón 'Ciudades de papel', otra novela del autor que edtita el sello Nube de Tinta. En realidad no sé qué esperaba encontrar en esta lectura así que sin más, me sumergí en esta historia, también juvenil, pero capaz de llegar a cualquier lector. 

Portada de 'Ciudades de papel'

'Ciudades de papel' es la historia de Quentin, o Q, como le llaman sus amigos. Siempre ha estado enamorado de su vecina Margo, la guay del instituto, con la que vivió un suceso algo escabroso cuando apenas eran unos niños. Lejos de unirles, les separó, y ahora apenas se cruzan una mirada por los pasillos... Todo cambia el día que Margo llama a su ventana una madrugada. La chica ha trazado un plan para vengarse uno a uno de sus amigas y de su novio, y necesita a Q y, para ser sinceros, su coche. Tras una loca madrugada de gamberradas, Margo desaparece sin dejar huella y Quentin, con la ayuda de sus dos mejores amigos, Ben y Radar, no parará hasta dar con ella, viva o muerta.

Que John Green se ha puesto de moda, está claro. Después de 'Bajo la misma estrella' me apetecía seguir descubriendo al autor y la verdad, que la lectura de 'Ciudades de papel' ha sido casi tan placentera como la anterior y además, sin lágrimas. El autor nos presenta una historia totalmente diferente, una historia que nos hará reír y que disfrutaremos tengamos la edad que tengamos. Y es que, leer a Green se ha convertido en un placer porque lejos de escribir por y para adolescentes, escribe historias (al menos las dos que he leído) para todos los públicos porque sí, todos hemos sido adolescentes y hemos vivido rechazo (en mayor o menor medida), hemos vivido un gran amor platónico y todos hemos pertenecido a alguna pandilla del instituto.


El estilo que utiliza el autor en 'Ciudades de papel' es muy parecido al de 'Bajo la misma estrella', en primera persona, es el propio Quentin el que va narrando sus vivencias y nos cuenta cómo se siente tras la desaparición de Margo y los motivos que tenía la chica para abandonar su hogar. Además, es un libro muy ágil, con mucho diálogo y descripciones breves, elementos que ayudan a que devoremos la lectura.


Me gustaría destacar las bonitas y llamativas portadas que Nube de Tinta ha escogido para esta colección, cada una de un color y que juntas quedan muy bonitas en la estantería, algo que también me gusta tener en cuenta. 


'Ciudades de papel' es una novela para todos los públicos, para dejarse llevar por nuestro lado más juvenil y disfrutar de unas trescientas páginas que no tienen más motivo que entretenernos con una divertida y trepidante historia. 

¿Aparecerá Margo? 

lunes, 15 de septiembre de 2014

La comadrona

Pocos libros me han dejado tan vapuleada como 'La Comadrona', de Katka Kettu. Hace unos días, esta novedad de Alfaguara llegó a mis manos y no he tardado más de cuatro días en devorarla. Ha sido una lectura atípica, en ocasiones me gustaba y en otras no. Ha sido una obra que he tenido que reposar y pensar, por su extrema crudeza, porque remueve las entrañas en cada capítulo y no siempre estamos preparados para leer una historia así. 


Portada 'La comadrona'

'La comadrona' es una novela que se desarrolla en la fría Finlandia de 1944. La Segunda Guerra Mundial está a punto de terminar y el país nórdico, que hasta entonces había apoyado a la Alemania de Hitler, comienza una especie de "retirada" progresiva. Mientras los ecos y las noticias sobre el avance (mejor dicho, retroceso) alemán llegan, la comadrona ayuda a traer niños al mundo y hace labores de enfermera cuando así se lo piden. Su vida y sus creencias sobre la misma dan un vuelco cuando conoce a Johannes, un fotógrafo que actúa como oficial de las SS. Ella enseguida se enamora como nunca lo había hecho y hará todo lo posible por conquistar al alemán. Mientras, la guerra continúa y la amistad entre Finlandia y Alemania se empieza a resquebrajar...

Si tengo que definir esta novela en una palabra seguramente sería brutal, porque lo es en todos los sentidos de la palabra. Hacía mucho, mucho tiempo, que no leía un libro tan directo, de esos que no te dejan coger aire porque después de un párrafo extremo llega otro, y otro. Para nada me esperaba así esta lectura y tengo que decir que lo agradezco. 'La comadrona' es una historia de amor durante la Segunda Guerra Mundial pero nada tiene que ver con las novelas que hemos leído sobre el tema. No habla sobre amores imposibles, que luchan por estar juntos hasta que lo consiguen. No, es mucho más. 'La comadrona' es un libro que golpea continuamente tanto por lo que narra, como por como lo narra. Y es que Katja Kettu parece que ha escrito el libro desde las entrañas, con un realismo en ocasiones espeluznante pero magnético a la vez que te atrapa y no te suelta. 

La novela tiene 416 páginas que se podrían leer en una noche, eso sí, si el estómago y el corazón aguantan. A menudo hay que parar y reflexionar sobre lo leído, sobre la brutalidad que se dio en una guerra que no nos imaginamos ni remotamente. La autora no se corta en describir la brutalidad que puede llegar a expresar el ser humano, una brutalidad física pero también psicológica, que es casi peor. Katja Kettu logra que mentalmente nos traslademos a Finlandia, al Fiordo del Hombre Muerto, que es dónde se desarrolla gran parte de la trama, donde la protagonista espera la llegada del enigmático Johannes. 

Además de los dos protagonistas, el libro cuenta un reparto digno de mención. Cada personaje es importante y todos consiguen ser parte fundamental de una historia que también recordaremos gracias a ellos. Desde el padre de la comadrona, hasta la niña que un día aparece y que decide adoptar, todos tienen su razón de ser en el momento preciso. 

Tengo que reconocer que una vez ha pasado el tiempo, voy recordando más detalles del argumento pero olvidándome de los nombres (al ser nórdicos, mi capacidad de retentiva es menor). De lo que si me acuerdo es de que está narrada en tres primeras personas: la comadrona, Johannes y, de manera epistolar, por el padre de la chica. Gracias a esto, tenemos tres puntos de vista diferentes y dos puntos de vista sobre el amor que se complementan para que vayamos conociendo a estos peculiares personajes. 

'La comadrona' ha sido una lectura muy diferente, muy plástica y muy visual. El personaje de ella es tan enigmático como repelente, aunque hay que comprender que la guerra sacó (y saca) lo peor de las personas y eso la autora lo plasma de manera magistral en estas páginas. El instinto de supervivencia es mucho mayor que cualquier otro sentimiento y, desde luego, estos personajes lo tienen muy desarrollado. Tanto que da miedo. 

No puedo más que aconsejar la lectura de 'La comadrona'. Es una novela que golpea y que nos hace reflexionar sobre la bajeza y la vileza del ser humano. Muy recomendable.