viernes, 5 de diciembre de 2008

Belle Époque


No se cuantas veces he podido ver la película 'Belle Époque'. Cuanto más la veo más me gusta y creo que no me aburriré nunca.

Dirigida por Fernando Trueba y ganadora de un premio Óscar a la mejor película de habla no inglesa, nos deja un buen sabor de boca desde que empieza hasta que termina.

Un reparto equitativo y coral, con Fernando Fernán Gómez a la cabeza del mismo, y acompañado por Miriam Díaz Aroca, Ariadna Gil, Maribel Verdú y unos jovencísimos Jorge Sanz y Penélope Cruz.


La película se desarrolla en una época social y política muy importante de la historia de España. La monarquía de Alfonso XIII da sus últimos pasos y la dictadura de Primo de Rivera acaba de caer por su propio peso.

Jorge Sanz interpreta a Fernando, un desertor del bando monárquico y acaba en casa de Manolo (F. Fernán Gómez) y sus cuatro hijas, una es viuda, otra se va a casar con un descendiente de carlistas, otra es lesbiana y la más pequeña de todas que es la más inocente de todas intenta continuamente ser como sus hermanas mayores.
La película, se basa en líos de faldas, ya que el joven Fernando se enamora de las cuatro hermanas y no sabe por cual decidirse, ya que cada una de ellas le aporta algo diferente.
Al final, el filme acaba con victoria republicana en los ayuntamientos de ciudades y con la posterior proclamación de la II República española.
No puedo decir más del argumento ya que destriparía toda la película. Solo puedo hablar de mi humilde opinión personal y de las sensaciones que produce el filme.


Es una película para disfrutar con la vista y el oído. Con unos paisajes naturales espectaculares y unos diálogos muy fluidos, divertidos e irónicos.Es una comedia para disfrutar relajadamente y relajarse con ella.
Ganó nueve premios Goya de la academia y podía haber ganado otros nueve más. Desde un guión brillante a una gran iluminación de los decorados la película es preciosa de principio a fin.

Con unas situaciones muy graciosas y simpáticas (Gabino Diego el descendiente de carlistas) y en una época convulsa para la historia española pero que no quiere caer en eso.
Lo que pretende resaltar es la felicidad de una familia entera de esa época, de ideología de izquierdas pero que no solo quiere quedarse en el plano político como otras películas basadas en esa época.
Narra lo que pudo ser España y al final no fue por los acontecimientos que se sucedieron cinco años después.

En definitiva es una película para disfrutar y saborear, que hay que verla más de una vez para descubrir todos los matices que encierra y darnos cuenta que no estamos tan alejados de esa época en que parecía que todo iba a ser una utopía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por comentar! :)