sábado, 17 de enero de 2009

La Reina de las Nieves


Como en el cuento de Andersen, al protagonísta de la historia también se le mete un cristalito en el ojo que le impide ver lo que pasa a su alrededor.
Leonardo Villalba que acaba de salir de la cárcel por un asunto de drogas, se encuentra perdido en medio de la gran ciudad que es Madrid. Tiene que jugar, como lo hace Kay al juego de la Razón Fría donde tiene que componer el puzzle de su vida. Un puzzle que dejó de hacer cuando su abuela, doña Inés murió y le dejó una carta que él no llegó a entender nunca.
Es entonces cuando a través de recuerdos pasados empieza a escribir unos cuadernos que le guían hasta el fin de su viaje, saber la verdad sobre su familia.
La Quinta Blanca fue su casa de la infancia, una casa que está en el norte de España y que quiere recuperar ya que en su ruptura con el pasado la vendió.
Una tal Casilda Iriarte, una conocida escritora, es ahora quien habita la casa de su infancia y sus recuerdos.
Casi por casualidad se pone en contacto con ella pero será más que un contacto puramente comercial. Quien habita ahora la Quinta Blanca tiene que ver con su pasado, con su padre y con él mismo. Cuando por fín llega a su casa se quita su cristalito del ojo y por fín ha recompuesto el puzzle de su vida.

Este libro, fue publicado en 1994, aunque su autora Carmen Martín Gaite lo empezó a escribir en los años 70.
Tiene más de trescientas páginas pero merece la pena. Hay que leerlo para saber el final de la historia pero sobre todo y lo más importante para hacer el puzzle con Leonardo, el protagonista de la historia. A través de sus cuadernos es cuando conocemos su verdadera historia, el porque de muchas cosas que le suceden.
Pero no será hasta el final de la historia cuando descubramos lo que pasó hace años, cuando el propio Leonardo llegue al final de su viaje que será precisamente remontarse a cuando su vida comenzón es decir, cuando él nació.
Será entonces cuando se quite el cristalito que la hecho daño y a la vez nos lo saca a nosotros y podemos comprender que su escasa memoria para acordarse de los acontecimientos de su existencia tiene que ver con la extraña señora que habita ahora la Quinta Blanca.

2 comentarios:

  1. los cuentos de hadas son un caudal inmenso de sabiduría, entiendo perfecto que se haga una novela inspirándose en uno de ellos

    un beso, guapa

    s

    ResponderEliminar

¡Gracias por comentar! :)