lunes, 23 de octubre de 2017

ROMEO Y JULIETA

Siempre es buen momento para leer un clásico de la literatura, siempre es buen momento para entregarnos a William Shakespeare, uno de los autores universales por excelencia. 'Romeo y Julieta' es una de sus obras más conocidas y hoy os vengo a hablar de ella, porque hacía mucho que no me rendía ante un clásico y porque este verano hemos vistado Verona, la cuna de la familia Capuleto y, por tanto, de Julieta.

'Il Bacio' (Francesco Hayez)
'Romeo y Julieta' es una tragedia de principio a fin, una historia de amor desdichado por la rivalidad de dos familias - Montesco y Capuleto - enfrentadas desde hace años. El destino (o la estupidez) hace que los dos jóvenes amantes acaben muertos pocas horas después de su boda clandestina.

Puede que William Shakespeare sea el DRAMATURGO por excelencia, un autor de obra inmortal, cuyos textos han traspasado una barrera temporal y generacional.

El amor, la venganza y la muerte son los tres grandes temas que Shakespeare trata en este vibrante texto plagado de versos que permanecerán siempre en nuestra memoria:

"Te cojo la palabra, Julieta. Dime tan solo: ¡Amado mío!, dame ese nuevo bautismo, y nunca, ¡oh!, nunca volveré a ser Romeo."

"Hay para mí más peligro en tus ojos que en afrontar veinte espadas desnudas. Concédeme tan sólo una dulce mirada, y eso me basta para desafiar el furor de todos."


En 'Romeo y Julieta' pasan muchas cosas, muy intensas, en un breve periodo de tiempo. Eso hace que devoremos las páginas de esta desgarradora historia de amor y desamor atemporal.


Según el prólogo de la edición que he leído (Penguin Clásicos), 'Romeo y Julieta' está considerada como una obra menor del autor, creo que aunque sea "menor" es un clásico que todos deberíamos leer al menos una vez en la vida para acercarnos a uno de los grandes autores de la Literatura Universal. 

Por cierto, no dejéis de visitar Verona y la casa de Julieta/ Giulietta. 

lunes, 2 de octubre de 2017

CANCIÓN DULCE

¿Escondemos todos oscuros secretos?

'Canción dulce'(Leila Slimani, Premio Goncourt 2016) es una de las lecturas más asfixiantes y agobiantes que recuerdo. Desde el principio sabemos que algo terrible va a ocurrir y sin darnos cuenta, nos metemos en una espiral de la que es difícil salir. No podremos dejar de leer hasta llegar a ese final tan abrupto y rompedor, ese final que en realidad es el comienzo de la terrible historia de Louise, una niñera que llega a la vida de una familia como tabla de salvación y se convierte en la peor de sus pesadillas.


Imagen portada 'Canción dulce'
Myriam y Paul necesitan un respiro en su matrimonio y eso pasa porque Myriam vuelva al trabajo después de haber tenido a sus dos niños, Adam y Mila. Louise llega a sus vidas como un soplo de aire fresco, una niñera con experiencia, de aspecto juvenil y con la suficiente fortaleza para "hacerse" con dos niños cargados de energía.

Día a día Louise se va ganando el afecto de la familia. Cuida a los pequeños, cocina, limpia, no le importan las horas ni el dinero. La soledad le pesa demasiado en un apartamento frío, oscuro, sucio, roto, un piso que parece una radiografía de su propia vida, y es que Louise también tiene secretos que esconder.

Louise es un personaje enigmático y turbulento, que provoca ansiedad en cada paso que da, con cada decisión que toma, es una bomba de relojería que además cuenta con un pasado misterioso - que irá descubriendo a lo largo de la narración -, eso hace que siempre esté a punto de estallar, a punto de dar el zarpazo definitivo.

Los capítulos son cortos, los diálogos y las descripciones son justas y son los puntos fuertes de esta obra, de la que también destacaría la cómoda edición de Cabaret Voltaire, una delicia para los que aprovechamos las horas de transporte público para leer. 

'Canción dulce' es una novela agobiante y claustrofóbica, de esas que queman en las manos y que apuesto que se convertirá en un clásico del genéro. Al tiempo.