jueves, 23 de enero de 2020

AHORA QUE EMPIEZA 2020

Ahora que empieza 2020 guardamos las luces de Navidad, el espumillón y reordenamos nuestros pensamientos. Enero es un mes de comienzos, de propósitos y de nuevas metas. Es un mes para pensar y planificar, pero también para creer (realmente) que todo va a salir bien. 

Este año es especial, comienzan los 20, los "nuevos felices 20". Ojalá en lo creativo fueran como los anteriores, con un Hemingway, un F. Scott Fitzgerald o un Matisse entre nosotros. No igual que ellos (que es imposible), pero sí con un talento que trascienda igual (y ojalá en clave femenina).

'El Gran Gatsby' de Leonardo DiCaprio. (Telemadrid)

Este año he decidido inaugurar filosofía de vida y dejar descansar más la cabeza. Por mi naturaleza, no creo que lo consiga. Así que no sé si meterlo en propósitos o en el apartado dedicado a las ilusiones. 

En 2019 no llegué a mi meta lectora, quise leer 30 libros y apenas llegué a los 25. Eso sí, he podido disfrutar de grandes títulos y conocer a autoras a las que, en otra etapa de mi vida, jamás me habría acercado. 

Me gustaría recomendaros alguna de esas novelas: 

1. 'Una educación', de Tara Westover. 
2. 'Vozdevieja', de Elisa Victoria. 
3. 'Un árbol crece en Brooklyn', de Betty Smith. 
4. 'Las deudas del cuerpo' y 'La niña perdida', de Elena Ferrante. 
5. 'Amapolas en octubre', de Laura Riñón Sierra. 

En 2020 me he propuesto tirar de "fondo de estantería". Entre mis próximas lecturas se encuentran: 

1. 'Cumbres Borrascosas', de Emily Brontë. 
2. 'Te regalaré las estrellas', de Jojo Moyes. 
3. 'Bienvenida a casa', de Lucía Berlín.
4. 'La campana de cristal', de Sylvia Plath.
5. 'Gente normal', de Sally Roonye.
6. 'Nada', de Carmen Laforet (relectura). 

Los dos últimos libros que he terminado han sido 'Mujercitas', el clásico de Louisa May Alcott, y 'La invención ocasional', un recopilatorio con los artículos que Elena Ferrante publicó los sábados en The Guardian durante un año. La edición es de Lumen y cada una de las columnas está acompañada por una ilustración de Andrea Ucini. Actualmente estoy terminando 'El Ruiseñor' de Kristin Hannah (me quedan unas 40 páginas) y será mi tercera lectura terminada del año. Desde ayer, un grupo de tuiteros nos organizamos en Comando Victoriano para leer 'Orgullo y Prejuicio', así que esta noche he vuelto a quedar con Jane Austen para conocer un poco más al señor Darcy. 


En 2020 también quiero descubrir más cafés, librerías y calles de mi ciudad. Y asistir a más presentaciones de libros, que es algo que echo de menos. 

Quiero viajar y seguir descubriendo mundo, pero tampoco me importará repetir destinos.

Quiero escuchar música y si puedo ir a más conciertos, que siempre bien cantar a pleno pulmón, bailar y soltar adrenalina. De momento, el viernes nos espera Xoel López y en marzo saltaremos al color con Amaral. 


También quiero ir más al cine y ver más series. Queremos estrenarnos en las sesiones matinales del fin de semana. En lo que va de año ya hemos ido dos veces al cine: hemos visto '1907', una película es 100% bélica y visualmente una maravilla, y 'Jojo Rabbit', de la que me he enamorado (sobre todo de sus niños). 



También hemos tenido tiempo para 'El irlandés' y empezar la que está siendo la serie de la temporada: 'Succession'. 

Por último, me gustaría volver a pasar por aquí y de manera más regular, no sólo para escribir sobre los libros que leo y me gustan (de los que no, ni lo intento), también me gustaría de hablar de cine, de series o simplemente escribir un texto y a ver qué sale. 
Todo es probar, ¿verdad?

lunes, 13 de enero de 2020

DOS AMIGAS, LA TETRALOGÍA DE ELENA FERRANTE

Hace más o menos un año escribía sobre ‘La amiga estupenda’, la primera novela de la conocida tetralogía de (la misteriosa) Elena Ferrante. Releyendo esa opinión/reseña, hay una frase con la que, después de haber leído/devorado los cuatro libros, no estoy en absoluto de acuerdo: «Puede que sea trama sencilla en la que no pasan muchas cosas (…)». Me desdigo totalmente. 


Lila y Lenù se conocen desde que eran unas niñas, cuando compartían patio, colegio y juegos con dos viejas muñecas de trapo. En parte, la pérdida de esas muñecas es la que marca su destino juntas, un destino del que no se pueden zafar ni engañar, por mucho que intenten separarse. Estas cuatro novelas hablan de vidas, de barrios italianos, de pobreza, de falsa riqueza, de mafias, de perdón, de lucha, de amor, de pasiones secretas, de familia, de literatura, de feminismo, de muerte, de pérdida y de libertad. Elena Ferrante, a través de las dos amigas, explora en estos temas tan mundanos como universales, a los que las protagonistas tendrán que enfrentarse en las diferentes etapas por las que pasan. 

Lila y Lenù van y vienen, se encuentran y se desencuentran, aman, son amadas, tienen hijos e incluso amantes. Ellas son el todo de esta historia: dos personajes arrebatadores y viscerales, dos mujeres que se construyen a sí mismas un relato inmenso y en ocasiones perturbador.   

Con estos cuatro libros, la autora también hace una radiografía de la comunidad italiana de los últimos sesenta años, con su política, su mafia, sus venganzas y la lucha obrera. Los personajes serán testigos de una sociedad que se transforma con su peculiar forma de avanzar. 

Ojalá pudiera leer la historia de estas dos amigas por primera vez y conocer a todos los personajes que comparten espacio con ellas. Ojalá sumergirme de nuevo en esta atmósfera, a veces aterradora y otras esperanzadora, y descubrir de nuevo estas dos vidas que Lenù va entreverando a través de sus recuerdos y de sus escritos, a través de esas muñecas que un día perdieron y que, al final del camino, aparecerán para darle sentido a todo.

'La amiga estupenda', 'Un mal nombre', 'Las deudas del cuerpo' y 'La niña perdida' son los cuatro títulos de la tetralogía. 

Valoración Goodreads: ⭐⭐⭐⭐⭐